6 jun. 2017

Alégrate cuando tu hijo te desobedezca. Da gracias a Dios de que comienza a avanzar para convertirse en individuo. Sólo cuando desobedece, cuando se rebela, alcanza el hijo su auténtica individualidad. Si los padres son sabios, se alegrarán.

"Todo hijo tiene que desobedecer a su padre. Mientras un hijo no desobedezca a su padre,  no madurará.... Llega una edad en la que todos los hijos tienen que decirle que no a sus padres. Si no les dicen que no, les faltará la fuerza de voluntad; serán débiles de carácter. Si no pueden negarse a sus padres serán esclavos toda su vida. Nunca alcanzarán la individualidad...

Si tu hijo se va esconder fuera de la casa y se pone a fumar, no te preocupes demasiado; no hace más que desobedecerte. Es parte del crecimiento. Si no te desobedece nunca, preocúpate. Llévalo al psicoanalista; algo malo le sucede. Si siempre te obedece, no tiene alma; es un anormal, no es normal. Alégrate cuando tu hijo te desobedezca. Da gracias a Dios de que comienza a avanzar para convertirse en individuo. Sólo cuando desobedece, cuando se rebela, alcanza el hijo su auténtica individualidad. Si los padres son sabios, se alegrarán...

Es un mero hecho de la vida que todo hijo tiene que desobedecer. No es un pecado; la desobediencia no es un pecado".

OSHO, Creencia, duda y fanatismo. ¿Es esencial tener algo en que creer?