5 jun. 2017

La vida no es otra cosa más que una oportunidad para que florezca el amor.

Pregunta:

Durante toda mi vida, siempre pensé que amaba a alguien. Ahora al estar aquí contigo por primera vez, me pregunto: ¿He estado enamorado realmente alguna vez? ¿Incluso soy capaz de amar? ¿Soy capaz de amarte? ¿O la vida me ha llevado a un punto donde la felicidad en el amor ya no sucede?

Respuesta de Osho:

“La mentira fundamental que estás llevando dentro de ti es que siempre amaste a alguien.  Esta es una de las cosas más importantes sobre los seres humanos: su amor es siempre por alguien, está dirigido, y cuando diriges tu amor, lo destruyes. Es como si dijeras: “Respiraré sólo por ti, y cuando no estás ahí, ¿entonces cómo puedo respirar?”.

El amor debería ser como respirar. Debería ser sólo una cualidad en ti, dondequiera que estés, con quienquiera que estés o aún si estás solo, el amor continúa brotando de ti a raudales. No es un asunto de amar a alguien, es un asunto de ser amor.

Las personas se sienten frustradas en sus experiencias amorosas, no porque haya algo mal en el amor… restringen el amor a tal punto que el océano del amor no puede permanecer allí. No puedes contener al océano, no es un riachuelo, el amor está en todo tu ser, el amor es tu divinidad. Uno debe pensar en términos de si uno es amoroso o no. El asunto del objeto del amor no surge. Con tu esposa, amas a tu esposa, con tus niños, amas a tus niños, con tus sirvientes, amas a tus sirvientes, con tus amigos, amas a tus amigos, con los árboles, amas a los árboles, con el  océano, amas al océano.

Eres amor.

El amor no depende del objeto, sino que es un fulgor de tu subjetividad, un fulgor de tu alma. Y entre más amplio sea el fulgor, más grande es tu alma. Entre más amplias sean las alas de tu amor, más grande es el cielo de tu ser.

Has vivido bajo una mentira común a todos los seres humanos. Ahora estás preguntando: “¿Soy capaz de amarte?”. Otra vez, la misma mentira.  Simplemente pregunta: ¿Soy capaz de convertirme en amor?

Cuando estás en mi presencia, no necesitas pensar en amarme, de otra forma, no has salido de tus mentiras normales. Aquí, tienes que aprender… simplemente siendo amoroso. Por supuesto, tu amor también me alcanzará, alcanzará a otros también.  Será un buen ambiente a tu alrededor, extendiéndose por todas partes y si tantas personas están simplemente transmitiendo su amor, su canción, su éxtasis, todo el lugar se convierte en un templo. No hay otra manera de hacer un templo. Entonces toda la zona se llena con un nuevo tipo de energía y nadie sale perdiendo porque sobre ti se está vertiendo el amor de tantas personas: sobre cada persona en particular, el amor de tanta gente se está vertiendo.

Abandona esa mentira. Y debido a esa mentira, otra pregunta surge en ti: “… ¿o la vida me ha traído al punto donde la felicidad en el amor ya no sucede?”. La vida no es otra cosa más que una oportunidad para que florezca el amor. Si estás vivo, la oportunidad está ahí, aún hasta en el último suspiro. Puede que hayas perdido toda la vida: simplemente en el último suspiro, en el último momento sobre la tierra, si puedes ser amor, no has perdido nada porque un sólo momento de amor es igual a toda la eternidad del amor".

Osho, The Rebellious Spirit