3 jun. 2017

Si quiero estar triste, es mi libertad. Si quiero ser feliz, es mi libertad.

"Tendrán que asumir el cien por cien de la responsabilidad, porque es así. Y siempre que puedan aceptar el cien por cien de la responsabilidad,  se vuelven libres, y en ese momento deja de haber esclavitud en su mundo.

De hecho, la ira es una esclavitud. Yo no puedo estar enfadado porque no soy esclavo. Llevo años sin estar enfadado con alguien, porque no hago a nadie más responsable. Soy libre, entonces ¿por qué he de estar enfadado? Si quiero estar triste, es mi libertad. Si quiero ser feliz, es mi libertad. La libertad no puede tener miedo, tampoco puede estar enfadada. En cuanto sabes que eres tu propio mundo, has penetrado en una comprensión distinta. Entonces ya no importa nada más... todo lo demás son juegos y excusas".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora