18 jun. 2017

Y para mí, vivir en la abundancia es la única cosa espiritual del mundo.

"He vivido en la abundancia porque para mí no hay división entre lo material y lo espiritual...

Yo te he enseñado a vivir como un rico, en la abundancia material y espiritual, ambas. No es una cuestión de si deberías vivir en la abundancia material o espiritual. La cuestión es si deberías vivir en la abundancia, en la riqueza, lo cual es algo completamente natural y existencial. Tu impulso más básico es florecer en la abundancia, conocer todos los colores, conocer todas las canciones, conocer todas las bellezas de la vida.

Pero evidentemente voy a entrar en conflicto con lo viejo, porque todo el pasado humano ha consistido en alabar la pobreza e igualarla con la espiritualidad, lo que es una tontería absoluta.

La espiritualidad es la mayor de las riquezas que le pueden ocurrir al ser humano y contiene en sí todas las demás riquezas...

Es muy fácil ver por qué los ascetas  --la gente autodestructiva dedicada a una especie de un lento suicidio-- ha sido respetada; es porque hacen algo antinatural, porque tú no puedes hacerlo. Están haciendo algo que tú no puedes hacer.  Si alguien se pone con la cabeza en el suelo en medio de la calle, inmediatamente habrá una multitud a su alrededor; pero si vas caminando de pie, ¡no reunirás a una multitud!...

He buscado cuidadosamente en la historia y no he encontrado a un solo hombre que se revelara contra esta actitud suicida ante la vida, contra esta actitud antivida. Quizá temieran que nadie les iba a escuchar, temían perder su respetabilidad.

Decidí desde los primeros años de mi vida que había una cosa de la que tenía que ser consciente: no preocuparme por la respetabilidad. Entonces las cosas son muy sencillas. Entonces puedo hacer lo que es sano y natural. Entonces puedo extender un puente entre la materia y el espíritu, este mundo y el otro.

Y para mí, vivir en la abundancia es la única cosa espiritual del mundo.

Simplemente observa la existencia y su abundancia. ¿Para qué se necesitarían tantas flores distintas en el mundo? Con las rosas habría sido suficiente, pero la existencia es abundante: millones y millones de flores, millones de pájaros, millones de animales; todo es abundante. La naturaleza no es ascética; baila en todas partes, en el mar, en los árboles. Canta en todas partes, en el viento que sopla entre los pinos, en los pájaros...

¿Para qué se necesitan millones de galaxias, cada una de ellas con millones de estrellas? No parece que haya ninguna necesidad, tan solo que la abundancia es la naturaleza misma de la existencia, que la riqueza es su esencia misma; la existencia no cree en la pobreza. Mira a la naturaleza, mira a la existencia, y verás lo que el ser humano ha hecho contra ella.

Mi esfuerzo es devolver el hombre a su ser natural...

No creo que por torturarte vayas a entrar más fácilmente en meditación; al contrario si tu cuerpo está agradablemente relajado podrás meditar más fácilmente. No creo que cuando ayunes puedas meditar. Sólo puedes pensar en la comida; sólo soñarás con comida...

Vivir placenteramente, vivir alegremente, no va en contra de la meditación. En realidad es una necesidad básica para la meditación".

Osho, Más allá de la psicología